Partida #81: Ra!

9 01 2011

Lugares:

Soto del Real y Madrid

Jugadores:

1.- Lalo

2.- Raquel

3.- Santi

4.- Lola

5.- Luis

A lo largo de estas vacaciones navideñas he tenido la oportunidad de echar varias partidillas al RA! La verdad es que, conforme más jugamos, más me gusta este juego, y eso que tiene mucho, muchísimo azar (lo cual, en principio, no me gusta nada).

Pero es que, tan importante como el azar es la importancia de las decisiones que se toman a la hora de pujar. Las preguntas que te puedes hacer a lo largo de una partida son muchísimas:

  • ¿A por qué voy?
  • ¿Aferro la mayoría de faraones?
  • ¿Aseguro las civilizaciones? ¿Me puedo permitir pasar de civilizaciones en una determinada ronda?
  • ¿Le doy importancia a un lote con muchos monumentos, a pesar de que sólo puntúan en la tercera época?
  • ¿Tan importantes son las fichas de Nilo y las crecidas?
  • Si llega un lote muy bueno, pero acompañado de un desastre calamitoso ¿merece la pena tomarlo? ¿con qué valor de puja?

Hay un tema de este juego que me sigue sin convencer, y es el de los componentes. Yo tengo la versión de Uberplay, que tiene una bolsa demasiado pequeña como para poder sacar y mezclar las fichas con comodidad. Por otro lado, no entiendo por qué no se incorporaron tableros individuales para que cada jugador organice sus fichas. Menos mal que existe la BGG para solucionar este último tema, pero le vengo dando vueltas  a la cabeza para conseguir un mecanismo para sacar mejor las fichas, que, posiblemente, implique hacer un poco de “bricomanía”. No sé, algo como una caja con apertura para sacar las fichas cómodamente….Y ya puestos en plan exigente, tampoco me convencen las tablillas de puntuación. Sin duda, remplazables por fichas de póker

Sin duda, un tablero auxiliar de este tipo es necesario. El juego no lo trae

Como siempre que juego con mis primos, no se me dió bien. Estuve a puntito de ganar una de las partidas, pero Santi la ganó por 43 a 42. Otra partida la ganó Lola. Durante estas partidas me pasó de todo: una é`poca espectacular seguida de una época horripilante en las que me trago soles sin utilizar, lotes variopintos, inicios de partida que no tienen nada que ver con el final, etc.

Y, por supuesto, esos mágicos momentos de final de época en los que uno o 2 jugadores deciden jugarsela del todo esperando que la última ficha de Ra no llegue a salir; pero, por regla general, esa fatídica ficha sale demasiado pronto, provocando estragos en los jugadores que quedaban sin cerrar la época.

Otra idea curiosa del juego es la del valor relativo de los soles. Si bien al principio de la época, los soles altos realmente tienen un valor superior, conforme va llegando el final de la época, éstos soles van degradándose, ya que es muy probable que no podamos obtener un gran botín con ellos, si no queremos vernos abocados al cierre de la época sin haberlos utilizado. Hay quien prefiere empezar la partida con soles intermedios, hay quien, sin embargo, prefiere empezar con soles “extremos”. Vamos, que hay gustos para todo.

En mi opinión, es un juego más táctico que estratégico en el que la clave está en saberse amoldar a las circunstancias de lo que va saliendo y de lo que te va tocando en los lotes que adquieres. Va de sacar el máximo rendimiento de tus fichas, pero, como he dicho al principio de este artículo, con una gran dosis de azar. Al final he visto partidas ganadas con un montón de monumentos. Otras ganadas con un montón de nilos acompañados de crecidas. Otras con unas combinaciones equilibradas de fichas, etc.

Como véis, Ra! es un juego sencillo del que, sin embargo, se pueden escribir verdaderas parrafadas. Muy chulo

Anuncios




Partida #44: RA

28 12 2008

Lugar

Guadalajara

Jugadores

1.- Pedro Pablo

2.- Ana

3.- Juanan

4.- Guille

5.- Luis

Otro juego que no salía a la mesa de juego desde hace mucho tiempo: RA, quizá el juego de subastas que más me gusta.

Se juega en 3 etapas (3 épocas) y se basa en la obtención de lotes de fichas que aportan distintas puntuaciones. Algunas de las fichas perduran en tu poder para el resto del juego; otras fichas hay que descartarlas tras cada época; otras fichas representan desastres y acarrean el descarte de fichas adicionales…vamos, que un lote puede llegar a ser muy beneficioso para algunos jugadores, mientras que, para otros, puede no representar nada relevante. Otros lotes pueden ser atractivoas para todos los jugadores…

Los “soles” son las fichas con las que pujaremos.

Los grupos de soles para cada jugador al inicio de la partida

Son limitados (únicamente 3 soles, por lo que sólo podremos obtener 3 lotes en cada época), y por eso hay que saber aprovecharlos y sacar el máximo partido de cada uno de ellos. El problema es que, en el momento en que aparecen 10 fichas de RA, la época termina, y pierdes la oportunidad de obtener esos lotes que te quedaban…

RA es un juego relativamente sencillo. Una vez que conoces el sistema de puntuación, todo es ponerse a empezar. Pero, al mismo tiempo, RA es un juego de tensión. La situación en la que un jugador se queda sólo en la época en busca de un lote jugoso y arriesgándose a que le salga la décima ficha de RA, mientras que el resto de jugadores corean “RA….RA….RA…..” es una situación grandiosa.

Si sois verdaderos fans de este juego, os recomiendo este capítulo de “The Metagamers”, desde donde se desglosan las tácticas de RA. Aunque este capítulo ya es muy antiguo y está en inglés, merece la pena su escucha para darte cuenta de las sutilezas que pueden esconderse tras este juego.

Nuestra partida, como siempre, tuvo su tensión. En mi caso, las cosas no se dieron bien porque palmé 2 finales de época sin poder emplear todos mis soles. Guille también palmó en alguna ocasión, pero a pesar de ello, ganó la partida claramente.

Lo que más me gusta de este juego es, sin duda, las ganas de echar otra pachanga una vez finalizada la anterior, por aquello de ver si eres capaz de superarte. Ra es un verdadero desafío al destino.

Ojo: este juego tiene una elevada carga de azar, por lo que, si no te gusta la dependencia en la suerte, NI SE TE OCURRA coger este juego.

Lo mejor del juego

Sin duda, la tension que se vive en los momentos de sacar fichas de la bolsa. A vece te juegas MUCHO

Lo peor del juego

Los componentes de mi versión dejan que desear. En particular, 2 aspectos:

1.- La bolsa de las fichas es demasiado pequeña e incómoda.

2.- Ausencia de un tablero personal para cada jugador para que pueda controlar la puntuación de las fichas adquiridas.

Ambos fallos los considero MUY GORDOS

Mi valoración

Voy a hacerle caso a un consejo de Ana: Merece la pena llevar este juego con frecuencia para pachanguitas breves si se tiene un ratito. Y es que RA es un juego que transmite mucha emoción en poco tiempo. Lo puntúo con un 8.2