Partida #29: Toledo

14 09 2008

Lugar

Madrid

Jugadores

1.- Guille

2.- Juanan

3.- Ana

4.- Luis

Empezamos a jugar relativamente tarde en la noche del viernes…por eso apetecía un juego ligero, de no pensar como locos en estrategias o gestión compleja de recursos. Así que nos pusimos a jugar al Toledo. Era nuestra segunda partida. Podéis encontrar la crónica de nuestra primera partida aquí.

En esta ocasión me decidí por explotar las posibilidades que pueden dar los duelos con otros jugadores. Desde el principio me hice con un par de fichas de duelo para tener ventaja frente a los demás.

Me entrené como un loco...

Me entrené como un loco...

De todas formas, los combates fueron escasos, ya que los demás jugadores, al igual que en la primera partida que echamos, pasaron totalmente de meterse en líos de duelos, y se dedicaron a lo que de verdad da puntos de victoria al final: fabricar espadas.

Primeras espadas presentadas al Rey

Primeras espadas presentadas al Rey

De los demás jugadores, destacó casi desde el principio Ana, que fabricó la primera espada de la partida, y que al final la cerró fabricando la tercera antes que los demás. Y eso que le puse especialmente difícil la partida retándola a más de un duelo para que no se nos escapara. Pero resistió heróicamente e incluso ganó duelos con una clara desventaja a priori.

Juanan logró fabricar y presentar al monarca la espada más prestigiosa del juego, pero no resultó suficiente. Guille presentó otra espada atractiva, pero, junto a los cuadros del Greco que tenía, no fueron suficientes para imponerse.

Espadas presentadas al final de la partida

Espadas presentadas al final de la partida

Ana fabricó la última espada con un espectacular “sprint” de uno de sus peones, encadenando cartas de movimiento de valor “4” desde la Catedral hasta el Alcázar de una sóla tacada. Nos dejó a todos alucinados. El peón se parecía a Usaín Bolt en los 100 metros lisos.

Ana victoriosa tras el "sprint"

Ana victoriosa tras el sprint

Actualización de mi valoración

Toledo esta bastante bien para jugadores que no buscan devaneos de seso demasiado intensos. Pero he de reconocer que no es un juego que me desate pasiones. Tomaría otras opciones para jugar, incluso a otro tipo de juego ligero. Aunque la verdad es que nunca me voy a negar a echar una pachanga al Toledo.

Por otro lado, me pregunto si la mecánica de los duelos que presenta este juego no aporta lo suficiente como para ser una verdadera opción de victoria. Me dió la sensación de que, mientras que yo me lo curraba para entrenar mis habilidades de esgrima, los demás estaban aprovechando el tiempo y recursos para lo que de verdad importaba.

Por esa “falta de pasion”, y por la posibilidad de que los duelos de esgrima sean una mecanica insuficientemente elaborada, he decidido bajar mi valoración del juego de 8.4 a 7.4. Pero insisto que estoy dispuesto a seguir jugando a Toledo y esta nota (como la de cualquier otro juego) puede ser objeto de nuevas revisiones

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: