Partida #11: Imperial

13 04 2008

Lugar

Madrid

Jugadores

1.- Guille

2.- Juanan

3.- Luis


En Imperial los jugadores representan accionistas en Europa a principios del siglo XIX, en los albores de la Primera Guerra Mundial. Es un juego con alto factor económico, y con un cierto toque de Wargame tipo Risk.

Imperial es un juego relativamente complejo, ya que la estrategia no sólo depende de tus propias acciones. Dependen en grandísima medida de lo que vayan haciendo los demás con su dinero y gobiernos. Es importante tener en cuenta que los jugadores manejan sus capitales, y por otra parte, manejan los capitales de los países que gobiernan de forma independiente. No se trata precisamente de un juego para novatos

Resulta fundamental que tus rivales inviertan y “empujen hacia arriba” a aquellos países en los que tú has dedicado tus esfuerzos. Además, la necesidad expansionista de las potencias es enorme, pues sus ingresos y la prosperidad de las acciones emitidas dependerán de ello.

Puedes gobernar de distintas formas, de acuerdo a tus intereses globales: ser beligerante y montar muchos ejércitos, “ordeñar” los países en beneficio de tu propio capital, etc.

En la partida que jugamos el imperio Austro-Húngaro subió como la espuma desde el principio, gracias a la fuerte inversión que hicimos Guille y yo. A esto le ayudó la debilidad de Rusia causada por la falta de inversión en ella. Austro-Hungría se hizo con el control de los Balcanes, que no perdió en toda la partida.Por su parte, Juanan desarrolló la parte occidental del mapa, con una flota británica impresionante que puso en serias dificultades a los alemanes. Francia e Italia desarrollaron una pugna interesante por el Norte de África.

La partida la decidió la prosperidad del imperio Austro-Húngaro. Creo que Guille hizo una partida muy inteligente. Adquirió las acciones en el momento justo y cerró la partida cuando quiso. En mi opinión, arrasó. Mi fuerte inversión en el imperio Austro-Húngaro, unida a mi diversificación en otros países me dió la segunda plaza. Juanan acusó su falta de inversión en el imperio Austro-Húngaro y quedó tercero, aunque logró subir en buena medida la prosperidad de países como Francia o Inglaterra, lo cual no era nada fácil.

Lo mejor del juego

Muchísima tensión en cada decisión a tomar. Mucha interacción y pugna entre los jugadores.

Cada partida es una crónica chulísima de Europa a principios del siglo XIX. En las 3 partidas que he jugado a Imperial, 3 superpotencias distintas se han llevado el gato al agua (Rusia, Alemania y Austro-Hungría).

En mi opinión, el mejor juego económico.

Lo peor del juego

Su alta duración y su propensión al análisis-parálisis en determinadas situaciones (Algunas decisiones pueden ser decisivas y no hay que tomarlas a la ligera).

El papel moneda. Resuelto con un buen juego de fchas de poker, una de las compras de las que estoy más orgulloso.

Mi valoración

Imperial es un juego EXCELENTE: 9.3

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

14 04 2008
Darth joseke

Otro juego del que puedo opinar, ademas gracias al preboste.
Lo peor del juego es sin duda alguna que cada movimiento de cada pais/jugador se hacia eterno, ademas me quede sin jugar un par de turnos por que no tenia ningun pais, lo cual hizo que por momentos me aburriese mucho. Lo del dinero en formato papel tambien lo comentamos, para la calidad de presentacion que tenia el juego el apartado moneda era el peor con diferencia.
Lo mejor del juego a mi gusto es el sistema, esa diferenciacion entre jugador y pais le daba muchisima versatilidad al juego, pudiendo a veces apostar por una cosa u otra segun fueses viendo el percal. La presentacion tambien me gusto bastante, es uno de los juegos mas chulos que he visto a ese respecto.
Añadir que utilizando la tactica de ‘ordeñar’ a los paises con perfil bajo y haciendome con el control en el ultimo turno de los paises grandes GANE la partida … deje al preboste analizando la partida media hora, para ver que podia haber fallado en su planteamiento 🙂

16 04 2008
Juanan

Yo estoy de acuerdo en todo, empezando con que es un peazo de juego. Lo que pasa es que necesitas 3 horas mínimo por partida y no es apto para novatos o gente que no tenga un alto nivel de frikismo (aunque creo que a partir de ahora deberíamos decir “prebostismo”, :-)).

En esta partida yo no me preocupé en invertir en otros países y pensé que currandome mucho los míos podría ganar. Esta estrategia no estaba mal fundada porque así gané partida anterior. Sin embargo, en ésta me salió el tiro por la culata y si bien conseguí hacer muy prósperos a mis países no invertí en el país con que se cerró la partida y mis oponentes sí que invirtieron en los míos.

Al menos me queda la honrilla de haber plantado mucha pelea en el aspecto militar y que les tuve acojonaillos un buen rato, ya que con Inglaterra hubo momentos donde tenía los 10 barcos desplegados y controlaba todos los océanos. Pero… no me valió de nada al final 😦

Saludts,
Juanan

18 04 2008
velgarath

Lo impresionante de este juego es la de vueltas que le das a la cabeza a la partida una vez que ha finalizado. Es tremendo.
La próxima pachanga la jugaremos con la siguiente variante, sin carta de “investor”:

Cada vez que finalice el turno de un determinado país, los jugadores (empezando por aquél que tiene el gobierno del país) tendrán la opción de invertir en él.

Es una variante que permite mantener mejor control del juego, pero lo hace menos propenso a las sorpresas.

Ya veremos lo que da de sí esta variante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: